¿Qué es Cloud Computing?

10/01/2018

Cloud Computing o “computación en la nube”, es decir, el almacenamiento remoto de información – en la nube. El Cloud Computing es el proceso tecnológico mediante el cual se almacenan – guardan datos y todo tipo de información en un lugar en remoto – online.

La clave del Cloud Computing es “el almacenaje en la nube”. Se acabó esto de guardar todos los archivos en nuestros dispositivos – ordenadores y no tener acceso constante y desde cualquier lugar. Ahora o ya desde hace algún tiempo, la agilidad en la gestión y acceso a la información, es absoluta.

Gracias al Cloud Computing, puedes tener toda la información de tu negocio alojada en un sitio remoto. Un lugar en la nube o en cloud (como prefieras llamarlo) en que guardar todo de forma ordenada y con absoluta seguridad.

¿Por qué utilizar el Cloud Computing? Beneficios

Por comodidad, por seguridad, por agilidad y por eficiencia. Razones no te van a faltar a la hora de decidirte a usar Cloud Computing en la gestión de tu negocio. Si quieres digitalizar tu negocio, si quieres ser rápido y eficiente, tienes que utilizarlo.

Se acabó, como decíamos, guardar tus archivos en tu dispositivo. La información tiene que estar y debemos tenerla, siempre disponible. A día de hoy, en el siglo XXI, trabajamos desde cualquier lugar, a cualquier hora. No puedes seguir dependiendo de ese ordenador que un día te dejas en la oficina, otro no te funciona, etc. Tienes que disfrutar de la posibilidad de estar siempre conectado a tu información.

Eficacia

Es una posibilidad potente, útil y sobre todo, eficaz. Es lo mejor que tiene el Cloud Computing. Lo eficaz que va a hacer la gestión de tu día a día. Vas a ahorrar tiempo, vas a conseguir que todo sea más fácil y además, harás que la información fluya de forma saludable en tu equipo.

Si estáis haciendo un trabajo en equipo, ¿por qué la información va a estar en manos de uno de vosotros? Ponla en común. Permite que todo el mundo, cuando quiera, pueda consultarla y trabajarla. Quizás uno sea de trabajar por la mañana, otro por la noche y otra en fin de semana. Con los documentos e info en el Cloud, que cada uno acceda cuando quiera. Ya no hay que ser más “previsor” y guardar los archivos en un pen para trabajar desde casa. Seguro que alguno se olvida o no se guarda la última versión.

Accesibilidad

Todo el mundo tendrá acceso permanente y en tiempo real a cada documento. Nunca más un trabajo se verá retrasado o bloqueado porque no se encuentra un archivo o porque está en el ordenador de alguien que hoy está enfermo.

¿Qué no tienes tu ordenador a mano y tienes que consultar o renviar algo? No importa. Desde cualquiera podrás hacerlo. Incluso, desde tu móvil, Tablet o diferentes dispositivos.

Disponibilidad

Al igual que la accesibilidad desde cualquier lugar, con Cloud Computing no hay horarios. Siempre que quieras, da igual que la oficina esté cerrada, que no puedas entrar o que tu ordenador no tenga batería. Siempre vas a poder entrar en tus documentos sin horarios y sin problemas.

¿Qué te vas de fin de semana a la montaña y a las 3 am te desvelas porque te olvidaste de enviar un documento? Te despiertas (bueno, ya lo estás), coges tu móvil, accedes a tu Cloud, creas el mail y eso sí, lo programas para enviar por la mañana que no hay nada peor que enviar mails en horas intempestivas o en fin de semana (dice mucho de tu “mala organización”).

Seguridad

Sí, el Cloud computing es seguro. Nada se pierde a no ser que tú lo borres. Nada se va a borrar. Nada va a desaparecer. Hay más probabilidades (muchísimas más) de que se queme tu oficina y se destruyan todos los ordenadores de tu equipo a que se pierda la información que has puesto en la nube.

¿Por qué? Porque mientras que tú estás guardando todo en un dispositivo local y ese se puede caer, mojar, quemar, romper (parcial o definitivamente), la nube no se va a romper. Y si se rompe, los que se encargan de “tus cajones” ya están lo suficientemente concienciados de dar garantías a su negocio. Esto significa que tendrán varias – numerosas copias de seguridad de tu información. De hecho, si hay algún problema, tú ni siquiera te vas a llegar a enterar porque el Cloud va a “tirar” de otra copia diferente para cuando necesites tu documento.

¿Cómo funciona el Cloud Computing?

A grandes rasgos puedes verlo como un gran ordenador virtual en el que tú tienes tu espacio para poner todos tus archivos. Es un lugar de almacenamiento online al que tú tendrás acceso remoto siempre que quieras y desde donde elijas.

Lo que necesitas para acceder a tu información en Cloud Computing – en la nube es tener un acceso a “tus cajones” – carpetas a través de un usuario y contraseña de la plataforma en particular y sobre eso… ¡Trabajar minuto a minuto!

Tipos de informática en la nube

Profundizando en aspectos más técnicos, hay 3 formas – niveles de almacenamiento en la nube – cloud.

IaaS (Infraestructura como Servicio):

Aporta a las empresas – organizaciones el poder aprovechar los recursos “brutos” de su servidor. Proporciona, bajo demanda, “una infraestructura de aprovechamiento” al usuario. Este, el usuario, posee máquinas virtuales que puede utilizar según necesite en tiempo real.

PaaS (Plataforma como Servicio:  

En este servicio el proveedor entrega al usuario una plataforma de procesamiento completa. Esta plataforma es totalmente funcional y el usuario en este caso no tiene que comprar – mantener ni el software ni el hardaware.

SaaS (software como servicio):

Por último, el Saas, que es lo que más utilizamos como usuario “común” es ese “software” que nos entregan para utilizar a través de Internet y mediante determinadas herramientas y plataformas de almacenamiento.

Este servicio es el más utilizado por su facilidad, accesibilidad y precios. Está ayudando a democratizar el Cloud Computing y que todos nos hagamos más a él.

El problema es, que a día de hoy y aún conociendo los grandes beneficios del Cloud Computing, sólo el 30% de las empresas lo utilizan. Seguimos siendo reticentes. Nos da miedo. Nos cuesta. ¿Por qué? Porque la transformación digital la estamos haciendo “pasito a pasito”. Pero hay que convencerse de que el Cloud Computing es no ya el futuro sino el presente de nuestro negocio. Eso sí, lo más seguro, cómodo y eficaz para tu negocio es que utilices herramientas Cloud para la gestión del día a día. Nosotros recomendamos, si tienes una pyme, eres autónomo y/o tienes cualquier tipo de negocio, que incluyas en tu gestión la herramienta Billage. Este All in One en la Nube te hará ganar minutos al reloj. Pruébalo gratis ahora y no volverás a guardar nada en tu ordenador.