Qué es el lean management

06/05/2020

¿Quieres mejorar el rendimiento de tu empresa? Con Lean Management es posible y además, de forma eficaz integrando a todo tu equipo. Basado en el principio de “mejora continua” y con un enfoque de a largo plazo conseguiréis pequeños cambios que se convertirán en vitales para la evolución de tu negocio.

¿Qué es el Lean Management?

Lean management es una de las conocidas como metodologías ágiles para la gestión de los equipos de trabajo a nivel empresarial. Basada en el principio de “mejora continua” con lean management una empresa va a conseguir modificar las formas de trabajo de su equipo hasta conseguir la excelencia.

Se trata de comprender y entender los problemas y oportunidades de las personas integrantes del equipo alineando los recursos disponibles para llegar a los objetivos marcados. Involucrar a todos los participantes es vital para que funcione correctamente el método y se puedan extraer los beneficios descritos.

Objetivos del Lean Management

Ante todo el lean management se centra en optimizar el rendimiento de trabajo de los empleados o miembros del equipo. Conseguir las metas marcadas, ir superando tareas y además hacerlo con el menor gasto de recursos (tiempo, dinero, energías) es sin duda alguna, el propósito principal de esta metodología.

¿Qué implica el uso de los menores recursos posibles? Que se elimina incluso de forma fulminante el gasto o pérdida de tiempo, de energía, de dinero, de esfuerzos al fin y al cabo que están restando eficiencia y calidad al trabajo y además, no crean valor.

La filosofía del método Lean Management

Basado en el Lean Manufacturing, el Lean Management es la ampliación del primero más allá del ámbito industrial y productivo.

El Lean Manufacturing se centra en los operarios o ejecutores de las plantas de trabajo, los empleados que sustentan la base productiva y que realizan el trabajo “de fuerza”. Partiendo de aquí, el Lean Management va a involucrar al resto de participantes de la pirámide de roles de la empresa (gerentes, gestores, líderes e incluso dirección) para sacar lo mejor de todos ellos y del proceso en sí mismo.

Para que el método tenga éxito es importante sustentarlo bajo estos cuatro principios:

  • El alineamiento de la organización según sus objetivos.
  • La movilización así como la participación de la organización en el compromiso de cumplir con los objetivos establecidos.
  • Acelerar, en base a los recursos disponibles, el proceso de cambio de cultura de la organización.
  • Dirigir a la empresa en todo su espectro hacia el desarrollo de un programa de mejoras sostenibles para todos.

Con estos puntos de apoyo el sistema de Lean Management conseguirá que el equipo trabaje de forma eficaz ocupándose de todo el proceso y no solo de los puntos de entrada y salida de las tareas / proceso. Hay que atender a un todo y optar por una mejor continua.

Una mejora constante es y será siempre el principio sobre el que trabajarán los componentes de los equipos de trabajo una vez que apliquen el Lean Management.

Beneficios de la implementación del Lean Management

Una vez que se instaure la metodología y sus hábitos, los cambios se verán reflejados en los resultados tales como:

  • Paso de fabricar y crear grandes lotes de producto a producir en unidades (lo que consigue aumentar la calidad sin sumar costes).
  • Eliminar los tiempos de espera del cliente.
  • Pasar de una contabilidad tradicional a una contabilidad Lean que se basa en la relación coste / beneficio.
  • Trasformar el uso excesivo de mano de obra y maquinaria por un trabajo centrado totalmente en la demanda del cliente.
  • Pasar de un gran inventario muy difícil de gestionar a un inventario mínimo pero optimizado al instante.

Para poder optimizar al máximo la implementación de esta metodología recomendamos siempre hacerse con las herramientas de trabajo más óptimas. Es el caso del Tablero Kanban que sin duda será de gran utilidad en el día a día para la consecución de tareas y trabajo en equipo.

Implementar metodologías ágiles en las empresas es la única fórmula que se nos ocurre para llegar a puntos óptimos de calidad y trabajo.