Qué es Saas

15/07/2018

Si navegas por Internet y usas productos / servicios en línea, habrás visto en innumerables ocasiones las siglas Saas. Habitualmente utilizadas, a menudo no sabemos qué significan ni a qué se refieren. Hoy vamos a descubrirlas y entender un poco más qué es esto de Software as a Service.

¿Qué significa Saas?

Saas son las siglas que denominan a Sofware as a Service. Por lo tanto, cuando nos encontramos con estas siglas, estamos ante un servicio de software para nuestra empresa / negocio / actividad profesional.

Con las siglas Saas estamos también entrando en el grupo de los Cloud Computing (que son tres: Saas, Paas, Iaas). Pero en concreto, Saas, es un modelo de distribución de un servicio – software el cual se encuentra fuera de los servidores del cliente. Veamos en profundidad qué es un Saas y por qué te será útil.

¿Qué es un Software as a Service?

Para que lo tengamos fácil y claro, un Saas es cuando tu documentación, tu información digital, todo lo que tienes almacenado en tu negocio – empresa, está en un soporte externo. Es decir, dependes de un software externo a tu compañía gestionado por una empresa de informática – tecnología que te aporta este servicio.

No tienes un servidor propio, ni un espacio alojado propio localizado en tu negocio – oficina sino que todo, está en el cloud. Todo lo tendrás gestionado por una empresa que se encarga de ello. El acceso a tu información (archivos, espacio web, etc) será a través de Internet. Las copias de seguridad no las harás tú sino el software contratado. Cualquier incidencia no tendrás que responsabilizarte tú de forma directa sino esta empresa que gestiona tu espacio contratado.

Un Saas, hoy en día, dependiendo del volumen de información que manejes en tu empresa, es la solución más favorable en cuanto a tiempo, recursos económicos y facilidad de uso.

Pero para que nos entendamos, un Saas por ejemplo es una plataforma como billage en la que la información de tu negocio está en un software gestionado por otra empresa externa, en este caso, el equipazo que día a día vela porque todo funcione correctamente en billage.

Otro Saas más conocido aún y que casi todos usamos, ya sea en versión free o de pago es dropbox. Este es uno de los casos más fáciles para entender un Saas. Toda la información de tu negocio, tu documentación, tu material estará en un espacio virtual al que tú tienes acceso a través de Internet. Es lo único que vas a necesitar para poder acceder a tu documentación (y ni eso porque también puedes entrar sin conexión). Pero es cloud. Todo está en la nube. Puede que ni siquiera necesites una copia de seguridad en tus dispositivos. Dropbox se ocupa de todo. Y si hay alguna incidencia, también.

¿Por qué te interesa y necesitas un Saas si eres autónomo / pyme?

Si tienes una pequeña – mediana empresa, si eres startup, si eres autónomo – freelance, necesitas no un Saas sino seguramente, varios. No puedes ni debes meterte en servidores propios, en plataformas de desarrollo personalizado, etc. No estás para eso. Ni por tiempo, ni por conocimientos necesarios, ni por recursos económicos.

Un Saas facilita la vida. Un Saas hace que tengas eso que necesitas, hecho y solucionado. Con un Saas por poco dinero, en nada de tiempo, tendrás esa herramienta que necesitas en concreto para esa actividad en particular totalmente desarrollada, en funcionamiento y a prueba de errores.

Necesitas un Saas si quieres crecer, si quieres trabajar con buen ritmo, si quieres liberarte de preocupaciones. Céntrate en lo que realmente tú aportas valor. Dedícate a gestionar tu negocio y busca soluciones que te ayuden, no te eches más problemas encima. Eso hace un Saas, darte soluciones y ayudarte a crecer.

¿Es seguro un Saas?

Por supuesto. Este caso siempre nos encanta resaltarlo. Un Saas es más seguro, mil veces más, que cualquier información que puedas tener en un dispositivo local de tu empresa. ¿Por qué? Porque un Saas tiene como negocio precisamente eso, velar por tu información y material. ¿Qué significa eso? Que garantizan, por la cuenta que les trae para la supervivencia de su negocio, que todo funcione correctamente.

Nadie quiere que su negocio fracase y si un Saas no te garantiza que todo funciona, que tu información y lo que deposites en él está seguro, poco recorrido va a tener. Tu ordenador (portátil o no) se puede romper, estropear, apagar sin motivo aparente y que te entren los siete males… Y tú entrarás en shock y en pánico absoluto.

Si un Saas se estropea o sufre alguna incidencia lo más probable es que ni te enteres. No llegarás a saberlo porque su equipo se encargará de que así sea. Si se pierde algo en algún momento, no importa porque habrá tantas copias de seguridad disponibles para recuperar todo que será tan fácil para los gestores del Saas como darle a un botón de recuperar (alomejor es algo más complicado pero tú de eso, jamás te vas a enterar).

¿Y los ciber ataques? Pues igual. Un Saas está gestionado por profesionales que saben perfectamente los riesgos a los que se enfrenta la era digital. De ahí que un Saas esté mucho más preparado y dispuesto ante un ciber ataque que tu humilde ordenador portátil con el que entras en miles de páginas webs, dejas de tus contraseñas o accedes a redes no seguras.

Todo lo que está controlado pro profesionales del sector en particular y enfocado en que sea un negocio como es el caso de los Saas, es más seguro que un dispositivo local.

Pero ante todo, si algo te aporta un Saas va a ser tranquilidad. No tienes que ocuparte de nada, no tienes que preocuparte de si se rompe, de si no funciona o de si algo va mal. No es cosa tuya, tú pagas tu cuota mensual – anual y el resto, es sólo trabajar y dedicarte a aquello en lo que tú aportas valor.